02|3|2021

Un bombero en ascenso para Perotti

14 de enero de 2021

14 de enero de 2021

Juan Manuel Pusineri será ministro de Trabajo. Tiene la misión de mantener la calma de los gremios en año electoral. Batalla con municipales en puerta.

Juan Manuel Pusineri será ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Santa Fe. Tendrá un rol clave durante este 2021 electoral: tender puentes con los gremios y desactivar cualquier conflicto que atente contra la gestión de Omar Perotti, quien le da la responsabilidad política de comandar la cartera caliente tras la mudanza de Roberto Sukerman al Ministerio de Gobierno. Avezado negociador y peronista de primera hora con raíces familiares en el sindicalismo, afrontará otro año cruzado por la pandemia que destrozó la economía y los salarios. En el horizonte cercano, las paritarias y un conflicto en puerta con los municipales serán sus primeras batallas a librar.

 

De familia peronista y con una larga trayectoria en el justicialismo, Pusineri subirá un escalón en el ámbito de gobierno que conoce, ya que viene desempeñándose como secretario de la cartera. Durante 2020, estuvo en la trinchera y fue el encargado de negociar las paritarias con los dirigentes sindicales y voz del Ejecutivo en la discusión pública. Fue blanco de algunos dardos gremiales pero logró sostener las riendas de un 2020 complicado por el covid.

 

Pusineri conoce el ámbito en el que batallará. Es abogado laboralista y ha patrocinado a distintos sindicatos. Nació en Santo Tomé, una ciudad con más de 60.000 habitantes que está prácticamente pegada a la capital provincial. Parece haber heredado los genes de su padre, que fue sindicalista y trabajó siempre bajo el paraguas del peronismo. Comenzó a militar en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), donde fue consejero estudiantil por la Juventud Universitaria Peronista (JUP).

 

Obtuvo el primer cargo de funcionario durante la gobernación de Jorge Obeid (1995-1999). Luego fue concejal y candidato a intendente de su localidad -en más de una oportunidad-, aunque nunca logró vencer al Frente Progresista. Fue durante la segunda gestión de Obeid (2003-2007) que Pusineri conoció a Perotti, con quien rápidamente tejió una relación de confianza que se solidificó en el tiempo. En 2016, tras una interna en el Partido Justicialista santafesino, fue elegido secretario departamental de la capital. Su última incursión electoral fue en 2019, cuando se presentó como precandidato a intendente en su ciudad natal con el apoyo del hoy gobernador.

 

Lo que se viene

El tema gremial le generó algunos dolores de cabeza a la gestión perottista desde el comienzo de su gestión. Parte de la misión de Pusineri será destrabar problemas, desactivando conflictos sindicales que incluso exceden lo estrictamente salarial. En líneas generales, continuará con las políticas que llevaba el Ministerio.

 

Si bien la semana pasada el Gobierno acordó con los estatales, aún quedan cabos sueltos: le falta acordar con los trabajadores de la salud, un área bajo la lupa en el arranque del operativo de vacunación y en la antesala de la segunda ola de contagios de covid. Febrero será un mes bisagra porque comienzan todas las reuniones paritarias. Llega con un arma cargada: no se otorgarán más sumas no remunerativas. “Queremos cerrar acuerdos de plazos más largos y con sumas porcentuales que le ganen a la inflación”, explicó a Letra P un funcionario de Trabajo.

 

Conflicto en puerta

Pusineri podría estrenar traje de ministro bombero con los municipales. La Federación de Trabajadores Municipales de la provincia (Festram) anticipó su total rechazo al proyecto del Gobierno que cambia la modalidad de la paritaria del sector. “No estamos de acuerdo en que cada municipio o comuna negocie el sueldo de los trabajadores municipales”, señaló a LT8 Claudio Leoni, secretario general del gremio. Fuentes de Gobierno indicaron a Letra P que no es algo que pueda terminar afectando a la Festram. “Lo que dice la Corte Suprema es que la ley de paritarias que existe hoy va en contra de la autonomía municipal”, arguyó un funcionario provincial.