10|4|2021

AF 2021: palos a la oposición, juicio a la deuda M y lupa sobre la Justicia

01 de marzo de 2021

01 de marzo de 2021

El Presidente habló del escándalo de la vacunación VIP, criticó a la oposición y dijo que impulsará una "querella criminal" por el endeudamiento de Macri.

Con fuertes críticas a la oposición y con un discurso de alto voltaje, el presidente Alberto Fernández inauguró el 139° período de sesiones ordinarias del Congreso, llamó a la "unidad" de todos los argentinos y anunció que el Gobierno iniciará una querella a los responsables del pedido de deuda tomada durante el gobierno de Cambiemos. 

 

“He instruido a las autoridades para que den con los autores de la mayor administración fraudulenta que nuestra memoria recuerde”, dijo ante la Asamblea Legislativa y explicó que el Gobierno no quiere “apurarse” para cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En este sentido, aseguró que quienes se apuran son “los pícaros” de siempre, y pidió que los responsables del endeudamiento “reconozcan sus errores”.

En su discurso, el primer mandatario señaló que el endeudamiento argentino “no puede ser visto como un caso más” y señaló que esa inquietud es “compartida en el propio organismo de crédito”.

 

En sus primeras palabras ante la Asamblea Legislativa, sostuvo que se presenta ante el Congreso con sus "convicciones intactas" y con "la humildad de quien puede reconocer errores y logros compartidos". "Si se cometen errores, la voluntad de este presidente es reconocerlos", apuntó. 

 

De esta manera, se refirió al escándalo por la vacunación VIP y dijo que la salida de Ginés González García le causó "mucho dolor", pero la decisión de separarlo de su cargo fue la "que correspondía".

 

"Si se comenten errores, la voluntad es corregirlos de inmediato. Cuando se dijo que ciertas reglas se habían trasgredido, aún cuando en lo personal me ha causado mucho dolor, tomé las decisiones que correspondían", enfatizó en el Congreso.

 

En otro tramo del discurso, apuntó contra los dirigentes opositores que organizaron "banderazos" para "deteriorar la credibilidad" del Gobierno en medio de la pandemia. 

 

"Desde el primer día enfrentamos críticas", cuestionó y afirmó: "Se hicieron banderazos con la sola idea de deteriorar la credibilidad de un gobierno, que solo quería cuidar la salud del pueblo". 

 

El jefe de Estado les pidió "reflexión colectiva" a las "fuerzas políticas y a la sociedad" en "circunstancias tan excepcionales" como las que se están viviendo en Argentina y en el mundo por la pandemia de coronavirus.

 

Fernández reiteró que su gobierno está enfocado en la lucha contra la inflación y señaló que "recuperación de los ingresos reales constituye un elemento fundamental para el crecimiento", por lo que esto es "prioritario para 2021".

 

Entre los "desafíos estructurales" a resolver, Fernández señaló: "La inflación es la principal evidencia de nuestras deficiencias. La inflación es un problema multicausal. Debemos abordarlo de modo integral con políticas macroeconómicas consistentes y sostenibles. Y con diálogo social que permita estructurar acuerdos de mayor alcance".

 

"En 2020 pudimos reducir en 18 puntos la inflación que recibimos en 2019. Fue un primer paso para revertir la tendencia ascendente que se había registrado en 2018 y 2019", dijo y defendió la reconstrucción de políticas de fiscalización en cadenas comerciales.

 

También recordó su anterior mensaje ante la Asamblea Legislativa, diez días antes que se declarara la pandemia en Argentina, cuando llegó con la "voluntad inquebrantable de poner de pie un país que había quedado de rodillas" por la política de la gestión anterior.

 

También, anunció que que enviará al Congreso proyectos para "establecer las exactas competencias" de la Corte Suprema, y para modificar el funcionamiento del Consejo de la Magistratura. "Propondremos reformas para establecer las exactas competencias del máximo tribunal", señaló el mandatario nacional.

 

En el Congreso, también anticipó que impulsará que se "reformule el Consejo de la Magistratura" para "despolitizar ese ámbito y que los mejores y más capacitados jueces lleguen sin favores que devolver".

 

Cuestionó que los integrantes del Poder Judicial "disfrutan de privilegios de los que no goza el resto de la sociedad".  Al respecto, destacó que jueces y fiscales no pagan el Impuesto a las Ganancias y también por sus relaciones "corporativas" se quedan en sus cargos aún cuando exceden la edad. .

 

"Quiero pedirle al Congreso Nacional que asuma el rol de control cruzado sobre el Poder Judicial. Institucionalmente alguien debe ocuparse de ver lo que ocurre en la Justicia, no para interferir, sino para que se administre justicia", resaltó Fernández.

 

Hacia el final de su discurso, el Presidente dijo que quiere que lo recuerden como un argentino que fue capaz de servir a su pueblo”.

 

“Quiero ser recordado como un argentino que un día fue elegido como Presidente y fue capaz de servir a su Pueblo sembrando la mejor de las semillas que un ser humano puede sembrar: la unidad de su Patria más allá de las diferencias, la unión nacional más allá de la pluralidad de miradas, la concordia del país más allá de las razonables críticas”, señaló.